Septiembre inspira, la disciplina enfoca

Es evidente que cuando escogemos aquello que nos gusta, ser disciplinados no nos cuesta nada porque es precisamente aquello que queremos hacer. Sale de natural. La autodisciplina es la puesta en escena de la autoestima. La disciplina es la pasión por algo puesta en acción – sabias palabras de Borja Vilaseca. Y así es como enfoco septiembre con conciencia y autodisciplina, retomando el camino ya iniciado con Luki Huber antes de mi break vacacional de agosto (dicho sea de paso, un break muy necesario que he compartido con mis hijos, el mar y reuniones de amigos) con pasión, convicción y disciplina.

En la época que estamos viviendo donde todo está -o debebería estar- cambiando rápidamente lo que más nos va ayudar es nuestra disciplina para gestionar bien la complejidad y el cambio de paradigma en el que estamos inmersos. Ayer leía en un artículo de la periodista Xantal Llavina (Revolució 4.0) que los expertos opinan que esta pandemia de la COVID-19 ha acelarado 5 años la revolución digital. Una nueva realidad en la que las nuevas tecnologías tienen un papel crucial. Videollamadas con familiares, teletrebajo, reuniones virtuales via Skype, webinars via Zoom, conciertos a través de Instagram, grupos profesionales en Telegram para compartir conocimientos y colaborar con soluciones urgentes como fue, por ejemplo, el producir respiradores 3D en un tiempo récord, con empresas que lo hicieron posible diversificando su fabricación.

Una complejidad e incertidumbre que ha dejado claro que necesitamos sumar diferentes disciplinas para ser competentes, capaces de reaccionar rápidamente  y dar buenas soluciones en plazos casi inmediatos. Hemos de saber promover ambientes de trabajo que favorezcan y fomenten el pensamiento crítico y la creatividad. Hemos de ser inclusivos en nuestros equipos de trabajo.

Cuando el mundo se enfrenta a retos sociales y ambientales complejos, la Innovación ha de ser nuestra columna vertebral de la que surjan nuevas alternativas, nuevos enfoques y nuevas soluciones que dinamizen nuestra economía y que la regeneren de forma glocal. Las nuevas tecnologías nos lo ponen fácil: tenemos a nuestro alcance una comunicación inmediata, internacional e interdisciplinar.

A principios de año escribí un post publicado en Linkedin The Time is Now en el que dejaba claro que la Innovación y la Tecnología son mis pasiones. Creo firmemente en la transformación digital, la inteligencia artificial, la omnicanalidad y los nuevos retos en el futuro del retail, las marcas, los negocios, la economía circular y la economía en general, así como en los procesos de co-creación y colaboración en cualquier proceso creativo.

Este año 2020 he decidido invertir en mí misma, hacer cambios en mi vida y salir de mi zona de confort, seguir uno de mis sueños dedicándole mucho tiempo, esfuerzo, constancia, energía y amor. Estoy aprendiendo a canalizar mi energía en un proyecto de Innovación multidisciplinar. Se podría decir que estos últimos meses (para ser más precisa desde el confinamiento de marzo) he estado redactando la Tesis de mi Proyecto, recopilando datos y mucha información para la creación de un nuevo proyecto que se basa en la Innovación, en trabajar de forma transversal con equipos multidisciplinares en los que la co-creación, la colaboración, el manual thinking como método de trabajo y el management femenino sean indispensables.

Septiembre me inspira a continuar, mi disciplina me enfoca y me dirige por el camino correcto con pasión y convicción absoluta en los procesos de co-creación y colaboración como una nueva forma de trabajo en cualquier proceso creativo.

El futuro es ahora.

Nuria Antolí

*Os dejo aqui este excelente artículo de @MartaAymerich:
“Hacia una nueva cultura de la investigación. Para abordar la complejidad necesitamos la interdisciplinariedad.”

#MultiDisciplinarity #cocreation #collaboration #innovation #newproject #discipline #september2020